La niña que vino del este.

Hace mucho, mucho que tengo pendiente un pequeño, minúsculo, homenaje.  Creo que desde antes incluso de arrancar esto del blog.  Esta va por mi joven y hermosa D.  La que se esta convirtiendo en mi amiga, mi confidente, mi persona de confianza.  Conocerte ha sido un lujo inmenso, una suerte al alcance de pocos.

D es una joven checa que se instaló en nuestra casa como au-pair en septiembre del año pasado.  D es, más que a nadie, a quien tengo que agradecerle el tener algo de tiempo para mi, para el blog, para hacer algo de deporte…también agradecerle que cuide de mis hijos tan amorosamente como lo hace cuando yo no estoy.

Gracias, princesa D, por regalarme tiempo, tranquilidad, confianza, cariño, toda la dulzura de tu enorme corazón, de chocolate checo.  En casa somos seis, siempre seremos seis desde ahora…te queremos D!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s