De charleta con Miguel Gallardo

No se cuantos lo conocéis. Yo, la verdad, no sabia nada de él hasta que lo conocí en la presentación del libro “¿Qué le pasa a este niño?” un librito sobre discapacidad  que FEAPS BALEARS reeditó recientemente.

foto (24)

Papito y yo, con Miguel Gallardo

Miguel Gallardo tiene una hija con autismo.  Sobre ella, sus viajes, sus cosillas…editó un libro en formato cómic del que después se hizo una película, “Maria y yo”, que podéis ver y compartir en vuestras redes sociales a través de Youtube, ya que está libre de derechos.

La cuestión es que el pasado martes día 8 la Asociación de Padres de niños con autismo de Baleares (APNAB – GASPAR HAUSER) organizó una charla-taller con Miguel Gallardo (creador del “logo” de la asociación, por cierto) de la que D, papito, y yo disfrutamos muchísimo.

Miguel hizo un abordaje del asunto como padre y como ilustrador.  Estuvimos hablando de la importancia del dibujo como herramienta de comunicación en el caso de los niños con TEA (sirve también para el SXF,  que tiene muchísimos rasgos comunes con los TEA) pero de todas las cosas de las que Gallardo habló, a mi se me quedo grabada una de las que hace tiempo sentía la necesidad de escribir y no sabía como.  El orgullo de los padres.  Todos los padres necesitamos sentirnos orgullosos de nuestros hijos.  Todos los hijos tienen algo que enorgullece a sus padres.  Las familias que tenemos hijos con discapacidad también fardamos de hijos, disfrutamos de ellos, reímos con ellos, nos divertimos, salimos a la calle, a cenar, a los parques…y no es que sea fácil, no creáis, hay que sortear a menudo dificultades “extra” y juicios y miradas ajenas que, con el tiempo, nos cargamos al lomo, pero lo hacemos.  No somos unos amargados, no somos infelices, no estamos tristes todo el tiempo y llorando por los rincones, maldiciendo nuestra “puta suerte”.  No señores no…estamos aquí, y nos gusta estar.  No queremos que nos den el pésame, no queremos la compasión de nadie.  Nos vale con el respeto y la colaboración de los demás, eso es todo y no es poco.

Yo hace tiempo que me he convertido en una especie de “divulgadora del SXF”.  No tengo ningún complejo y a la que veo una mirada “rara” en plan “que niño más malo coño” allí estoy yo para explicar que mi hombrecito es un sol, que tiene una discapacidad y que el mundo no es nada fácil para él.  Así, confío, la gente irá aprendiendo, compartiendo…y nosotros, algún día, dejaremos de ser “los raros”, “los maleducados”, “los escandalosos” y seremos sólo, P, o María, o T (un amiguete nuestro) o D (otro amiguete)  y saldremos a jugar al parque y los demás niños intentaran jugar con nosotros y sus madres ya no les dirán:  “déjalo, no lo molestes” (léase, quita de ahí no vaya a ser que te muerda o algo) y les dirán “tranquilo, P se pone nervioso pero se alegra de que juegues con él”.  Y conviviremos, y todo irá bien, porque estamos aquí…y nos gusta estar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s