Bebés estrella (o los hijos del silencio)

En recuerdo a todos los bebes estrella...los innombrables, siempre presentes...

En recuerdo a todos los bebes estrella…los innombrables, siempre presentes…

Ayer fue un día muy triste, extrañamente triste.  Es curiosa la unión, el vínculo que puede crearse a través de la fibra optica, la ADSL, las redes sociales…a veces parece haber una cercania, una hermandad…Ayer fue uno de esos días, hoy sigue siéndolo.

Esta será, eso quiero creer, la entrada más triste que escribiré nunca en este blog.  Una entrada que rinde homenaje a todos y cada uno de los pequeños bebes estrella y especialmente, por lo reciente, a la pequeña A, que se fue nada más nacer, sin sentir el cálido abrazo de su madre, sin mamar de sus pechos, sin el beso de su padre…dejando un vacio tan inmenso, tan triste…

No me considero una persona espiritual, no creo en Dios, no se a donde han ido todos esos hijos si es que han ido a alguna parte…Es más, aunque el sistema los haga inexistentes, aunque la sociedad los haga invisibles ellos siempre estarán presentes.  Siempre estará presente mi diminuta sobrina A, que se fue a los nueve días de vida a causa de una infección, mi hermano M que nació antes de tiempo hace más de cuarenta años, en una época en la que los médicos no sabían como ayudar a sobrevivir un cuerpo tan pequeño, al pequeño J, que nació accidentalmente en Mallorca a las 25 semanas de gestación y cuya imagen guardaré siempre en mi memoria, a la que seria mi cuñada mayor, T, que falleció al mes de vida y nunca se supo porque, a los embarazos malogrados de mis hermanas o de mis amigas…al que iba a ser mi segundo ahijad@ y nunca podré nombrar…a la pequeña J, hija de mi amiga N, que murió a los cinco dias de vida a consecuencia de una infección por prematuridad…a todos y cada uno de esos hijos, los innombrables, los inexistentes, los hijos del silencio, que siempre estarán presentes.

No puedo imaginar el dolor que siente una madre al volver a casa con la tripa y los brazos vacios, el corazón hecho añicos…viviendo una maternidad para la que ninguna mujer estará preparada nunca…no tengo palabras…no existe consuelo…

Anuncios

3 comentarios en “Bebés estrella (o los hijos del silencio)

  1. Ante todo gracias por tus palabras, siempre tan llenas de verdad y de amor.
    Mi estrella fugaz nació prematura por la mala gestión de mi ginecóloga.
    Han pasado 15 años y no hay día que al despertar no piense en ella, que al acostarme no le hable y le rece, no hay día que al ver una preciosa adolescente de ojos verdes, no piense y diga flojito “Tú serías todavía más bonita”, no hay consuelo…
    Dolor? No se siente solo dolor es más que eso. Muere una parte de ti. Jamás se recompone.
    Dibujas una sonrisa y sigues adelante, amando cada amanecer a esa pedacito de alma que se fue.

    • Lo siento mucho, de corazón. Supongo que no importa que pasen 15 o 150 años…supongo que siempre se les añora. Por suerte solo lo supongo. Os agradezco mucho a las mamas estrella el valor que teneis al compartiros y la sabiduria que os permite seguir adelante. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s