Úteros que van por libre.

Embarazada de Xavi, feliz...

Embarazada de Xavi, feliz…

Esto sorprenderá a más de uno, entre otros al papá de mi trío, pero siento que tengo la necesidad de soltarlo.  Lo he hablado con apenas dos personas.  Es un lastre…

Mi cuerpo, mi yo mamífero quiere tener otro hijo.  Cuidado, otro hijo, no otro bebé.  Siento que “no he terminado todavía”, que sigo queriendo gestar, parir y criar preciosos hijos…y mi mente consciente sabe que no puede ser.  Y duele.

Se que es difícil de entender.  Muchos me dirán, “pero si ya tienes tres”.  Lo sé.  Son justo todas esas cosas las que me dice mi cerebro y además añade, cruelmente, “eres portadora de una discapacidad que puede ser severa”.  Demasiada suerte he tenido, ya lo se.

Ya veis, no es algo consciente.  Mi neocórtex funciona bien, por lo visto, ya me preocupo yo de intentar autoconvencerme de que se acabó, que no puedo tener otro hijo.  Pero mi útero va a su bola, no me hace ningún caso.  Todos los meses se manifiesta más fuerte que nunca, instintivo, animal, pidiéndome otra cría que gestar, otro corazón que lata con el mio.  Y yo, todos los meses intento hacer oídos sordos a su grito y repetirle, “no puede ser”.  Y no se lo cuento a nadie, porque ya se lo que me dirán y no tengo ganas de oírlo.  Me basto sola.

Nunca imaginé sentir esto.  De hecho, cuando el bebé no llegaba e hicimos el tratamiento, solía pensar que me “conformaría” con un hijo.  Pero es que no soy yo,  no es un pensamiento es más bien un sentimiento, una llamada.

He intentado buscar una explicación racional a esta sensación que es tan animal y tan brutal a veces.  Tiendo a pensar que, el no haber parido a Xavi de forma natural (sin oxitocina, ni epidural, ni vias, ni antibióticos) ejerce una enorme influencia.  Es como si mi útero y mi yo salvaje se hubieran quedado con las ganas de demostrar que si podían, que no necesitaban intervenciones externas.  Esto me lleva a pensar en como la medicina moderna esta alterando nuestros procesos físiológicos y los emocionales que se derivan de ellos.  No se, intentando buscar un porque a esta pequeña tortura.

Mis tetas, mi hijo, mi problema…

Mi hijo y mi teta.

Mi hijo y mi teta.

Hoy mi amiga Marta de mapellcor.com ha compartido en Facebook una imagen del libro de Supernanny sobre alimentación infantil.  Podéis leer la entrada de Marta aquí.

Llevo buena parte de la mañana digiriendo el asunto y justo ahora acabo de ver que Ira (vamos, Marta) se me ha adelantado en el análisis y comentario de tan absurda imagen.

Ay la lactancia…ay las tetas…nunca dos glándulas de tan “simple” funcionamiento dieron tanto que hablar…provocaron tantos debates, tantas batallas…evocaron tantos comentarios…gilipolleces.

Es tan ridículo darle tantas vueltas a un tema que me parece tan personal.  Porque, vamos a ver, la lactancia es cosa de dos (o de tres si tienes gemelos) a lo sumo incluiría en el proceso al padre, como personal de apoyo logístico y emocional.  Pero lo demás es generar controversia con dudosa finalidad, francamente.

Decir que la lactancia se desaconseja a partir de cierta edad es absurdo, dar órdenes a las madres para que abandonen la lactancia es paternalista y  fomentar el uso de las fórmulas de leche artificial es vender un sucedáneo.  Que la lactancia materna es la forma de alimentarse del recién nacido humano es tan obvio como decir que los pájaros tienen el cuerpo cubierto de plumas.  No se puede estar ni en contra ni a favor, simplemente es así.

Más allá  están las decisiones libres e informadas de las madres que seguro que harán lo que consideraran más oportuno en función de sus circunstancias personales y familiares y de sus preferencias, que son muy legítimas.

Yo he querido darle el pecho a mi hijo pequeño durante, de momento, 31 meses. ¿Dónde está el problema?  ¿Le molesta a alguien?  ¿Por qué?  ¿Me meto yo con alguna madre a la que veo dar un biberon de leche de vaca (la lecha maternizada es de vaca, lo de “maternizada” es para vender la moto al personal) a un bebé recién nacido?  No lo he hecho nunca, ni lo haré sabrá ella porqué ha optado por el biberón.

¿A cuento de qué tiene que escribir esta buena mujer semejante despropósito?  Lo que ha escrito contradice las recomendaciones de la OMS, además de ser ilógico.  No conozco ningún bebé que haya dado muestras de querer destetarse a los cuatro meses, ni a los seis.  Otra cosa es que lo hayan destetado y no se lo haya tomado mal.  Es ridículo sustiuir la leche humana a los cuatro o seis meses para dar un sucedáneo de otra especie.  ¿Habeis visto alguna vaca destetar a su ternero para que el granjero le pueda dar biberones?  Si lo habeis visto pasadme un video, de verdad.

¿Se me nota el cabreo?  ¡Si es que no me salen más que preguntas!

Vamos a ver madres que me leéis.  La lactancia materna es, obviamente, la forma de alimentación que la naturaleza ha dispuesto para nuestras crías.  Sois libres de no querer darle a vuestros hijos el pecho, faltaba más.  En caso contrario, si quereis hacerlo, tranquilas, es “facil”.  Consiste en dar el pecho a libre demanda, sin mirar ni relojes ni nada, de verdad, cuando vuestro bebé o hijo, si es más mayorcito, lo pida.  Cuando os canseis lo podéis dejar, aunque os recomiendo que lo hagáis de forma progresiva, sobretodo por el bienestar de vuestro peque y vuestras tetas.  Esta recomendación es valida desde las dos semanas, por poner, a los cinco años o más.

Todos los niños del mundo se acaban destetando más tarde o más temprano.  Si no quereis destetarlo vosotras, por el motivo que sea, tranquilas el o ella ya lo harán.  No los llevareis al altar “colgados de vuestra teta”.

Psicólogos, pediatras y demás que me leáis, si es que hay alguno, dejad de decir “tontunas”, desde el cariño os lo digo.  Mirad a vuestro alrededor al resto de especies mamíferas (¿os acordáis de que somos mamíferos nosotros? ¡Por eso no tenemos plumas!) y decídme si veis algún conejo con Complejo de Edipo o traumatizado porque su señora madre-coneja le dio teta no se cuantos meses.

Venga, por favor…que me sube la “mala leche”.

 

Las “obvias” recomendaciones de la OMS

Ponga una imagen "bonita" no sea que me censuren

Ponga una imagen “bonita” no sea que me censuren

Hace solo un par de días la OMS recordó, una vez más, la necesidad de realizar la cesárea solo cuando sea médicamente necesario.  Esta afirmación pone en evidencia que, de hecho, un alto porcentaje de cesáreas se realiza sin justificación.  Terrible.  Aberrante.

Yo tengo una cesárea.  Necesaria.  Horrible.  No puedo ni imaginar la sensación que le queda a una mujer tras ser sometida a una cesárea sin motivo.

Cuando iba a nacer Xavi algunas personas me sugerían que me hiciera otra vez una cesária, que para que iba a sufrir.  Yo no sufrí nada en el parto de Xavi.  Me dolió, mucho, mucho tiempo…me dolió tanto que “necesité” epidural y oxitocina para acelerar el parto (lo pongo entre comillas porque, a toro pasado, creo que lo que necesitaba era un acompañamiento experimentado y otras técnicas de alivio del dolor, pero una decide en función de las circunstancias en las que se encuentra y yo lo hice libremente, así que bien estuvo en ese momento y no tengo intención de mortificarme por ello) .  Sin embargo recuerdo el día en que nacieron los mellizos como uno de los más duros de mi vida, recuerdo dolor, sufrimiento y miedo, mucho miedo.  Tuve miedo en el parto de Xavi, pero no era el mismo miedo.

La cesárea es una operación que solamente debería ser utilizada en caso de absoluta necesidad.  No es otra forma de nacer.  Los mamíferos deben nacer por la vagina, esa es la forma más sana y segura de nacer.  Las cesáreas no están exentas de complicaciones, son dolorosas e implican ciertos riesgos que son mayores a los de un parto vaginal.  Bienvenidas las cesáreas que salvan vidas, como la mía.  Malditas aquellas realizadas por conveniencia de unos y otros y peores aún las realizadas por miedo, esas son las peores.

¿Que nos ha pasado?  ¿Por qué nos da tanto miedo el parto?  ¿En que momento surgió la “necesidad” de controlarlo e intervernirlo hasta hacerlo peligroso?  ¿Como es posible que el indice de cesáreas siga subiendo en algunos países de modo alarmante y a muy poca gente le asombre?  ¿Quien puede creer que, en España el indice medio de cesáreas ronde el 25%en los hospitales públicos?  ¡¡Eso significaría que una de cada cuatro mujeres no puede parir!!  Es “evolutivamente” imposible.

Teniendo en cuenta los datos de la OMS, la tasa de cesáreas y usando la lógica, es evidente que se practican muchas “innecesárias”  Es evidente y alarmante, pero se habla poco de ello fuera del círculo de las que estamos con el “monotema” y la conclusión a la que se suele llegar es que “no tiene importancia, el niño y tu estáis bien”.

Es inexacto que después de una cesárea la mamá y el niño estén “bien” o por lo menos no están todo lo bien que deberían.  Yo no estuve bien, nada bien.  De hecho estuve fatal durante una larga semana, medio bien físicamente durante algunas y emocionalmente muy jodida durante años.  Si, años.  A decir verdad no creo que pueda olvidar nunca ese día y más de cuatro años y medio después me cuesta hablar de ello sin llorar.  ¿Verdad que eso no esta bien?  Y no os olvidéis que mi cesárea era inevitable, imaginad lo que siente una mujer cuando le roban su parto, cuando la apartan de su hijo porqué si.  No puede existir forma más cruel de nacer, alejado de los brazos de su madre…someter a madres y a bebés a esto sin necesidad médica es un acto reprochable, pero nadie hace nada.  No hay consecuencias.

A parte del daño emocional, la cesárea implica riesgos físicos reales. ¿Es normal arriesgar la vida y la salud reproductiva de una mujer sana sin ninguna necesidad?  ¿A nadie se le ocurre pensar que eso es negligencia médica  y violencia obstétrica a partes iguales?

Este es un tema que me “remueve” mucho, de hecho, en mi lista de prioridades está el involucrarme con ciertos movimientos asociativos para promover la “humanización” del nacimiento.  Manda narices tener que “humanizar”, tener que luchar para que se respeten los derechos de las madres y los bebés en el nacimiento…que vergüenza…menuda especie, la humana.

 

Pau sin miedo

la foto (4)

La segunda vez que necesitó sutura…dudo que vaya a ser la última…

No es exacto decir que Pau no tiene miedo porque, de hecho, si tiene, aunque se podría decir que tiene “los miedos equivocados”.  Los que él no tiene, son los que a mi me aterran.  Pau no muestra miedo ante peligros reales y sin embargo muestra reacciones exageradas que yo identifico como miedo ante situaciones habituales.  Llora a moco tendido con una angustia terrible cuando le cortan el pelo, gimotea diciendo “mi pelo, mi pelo” como si no fuera a crecer más, pero luego es capaz de salir disparado hacia una calle transitada y poner el pie en la calzada con la intención de cruzar, inconsciente por completo de que lo van a atropellar.

Esta característica de su conducta fue para mi la prueba definitiva de que a mi niño “le pasaba algo”.  Fue el día de reyes del año 2013, cuando tenia dos años y cuatro meses.

Como tantas familias decidimos ir a ver la cabalgata del pueblo.  Llevábamos a Xavi en la mochila colgado y los gemelos iban en su carrito.  Al llegar a la plaza había bastante gente y ruido.  Pau empezó a mostrarse muy nervioso y a forcejear tratando de quitarse los arneses.  Intentamos calmarlo y entretenerlo pero no había forma y se estaba poniendo histérico.  Le dije a papi que lo sacara del carro, que yo lo perseguiría.  Fue tocar con los pies en el suelo y arrancar a correr hacia los lugares donde había menos gente, esquinas oscuras, detrás del escenario…por más que lo llamaba él ni se daba la vuelta.  Incluso llegué a esconderme detrás de una columna esperando verlo llorar al desaparecer de su campo visual, pero creo que ni siquiera se dio cuenta y si se dio cuenta no le importó.  No tenía miedo de estar ahí solo…simplemente no quería estar ahí.

Han pasado algo más de dos años y Pau sigue siendo un tipo huidizo.  Suelo comentar que una de mis mayores dificultades y frustraciones en este camino de “maternidad adaptada” que me ha tocado vivir, es el hecho de no poder desenvolverme con cierta seguridad y autonomía con los tres.  No poder ir al parque sola es algo que me mata…que me mata y nos condena a pasar muchas tardes metidos en casa.  Lo máximo que soy capaz de hacer con ellos es salir a 100 metros de casa, quizás menos, a un pequeño bosque para que el perro y ellos puedan jugar y eso porque vivo en una zona poco transitada.  Si viviera en el centro no podría ni salir al portal.  Pau se escapa.  Se escapa sin mirar atrás a una velocidad de superhéroe…Hoy lo ha vuelto a hacer.

Estábamos en la playa, Tere y Xavi jugando en la arena, él sentado en el suelo haciendo rodar su pelota, en el paseo, cerca de nosotros.  No le entusiasma la arena, le da grima.  De repente se levanta y arranca a correr hacia la calle.  “David corre, corre por Dios!!!  Pau!!!”  Y Pau que no para…y superpapi que le engancha cuando ya pisaba la calzada…venia un camión…

¿Cuantas veces le habré dicho a su padre, o a mis hermanas? “no conseguiré verle en un cuerpo de adulto”…  Es aterrador pensar que cualquier día te distraerás o simplemente correrá más que tú y no podrás pararle…cerrar los ojos e imaginar las consecuencias si David tarda dos segundos, solo dos segundos más en reaccionar…

Para rematar la faena, a los pocos minutos aparece un señor que lo ha visto todo a cierta distancia y nos increpa que la culpa es nuestra.  David le grita que se meta en sus asuntos y yo, viendo que se enzarzaban en una discusión le digo que tiene razón, que la culpa es nuestra, que haga el favor que el crío tiene una discapacidad y esto ya es bastante difícil para nosotros, que nos hemos llevado un susto de muerte…

¿Cuando llegará el día en que pueda medianamente “relajarme”?.  ¿Cuando podré ir a un cumpleaños o a una fiesta escolar y “perderle un poco de vista”, charlar con las demás madres…?

Hoy me acostaré triste por nosotros y por Pau.  Mañana me levantaré consciente de que lo hace lo mejor que puede, que el mundo es difícil para él, que le viene grande…

 

Dia mundial de concienciación sobre el autismo

azulComo todos los años mañana, dos de abril, se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre Autismo.

Como sabéis, Pau, no tiene autismo aunque en su momento este era el diagnostico con el que más se identificaba.  De pequeño tenía muchas características parecidas a los TEA (trastornos del espectro autista) y de hecho, a día de hoy y tras dos años de estimulación y trabajo, sigue manteniendo muchas de ellas.

Es terrible la primera vez que algún médico o psicólogo te insinúa la posibilidad de que tu hijo tenga TEA.  Creo que a la mayoría nos viene a la mente Dustin Hoffman haciendo de Rainman, contando cartas, repitiendo frases y mirando al vacío.  Y te entra un cague terrible y maldices haber visto la película porque de repente, Rainman, es tu hijo.

Pero tranquilos, es todo mentira.  Los niños con autismo no son Rainman.

Hoy quiero dedicar esta entrada a todos esos niños y no tan niños que mañana celebran su día.  A todos esos padres que, como nosotros, ven a sus hijos más allá de la etiqueta, de la discapacidad.  A todos esos maestros y terapeutas que ven capacidades, habilidades e intereses donde los demás ven limitaciones.

Y ya que hablamos de concienciación, vamos a tomar conciencia.

Creo que sería muy interesante que todos, padres, maestros, pediatras, etc.  hagamos un acto de reflexión y empecemos a ocuparnos de los Trastornos del Desarrollo.  Con esto no pretendo crear ninguna alarma social (de esto me acusaron hace ya algún tiempo en Facebook) pero si que considero que es fundamental que observemos el desarrollo de nuestros niños y, en caso de preocupación, tomemos cartas en el asunto.

Es obvio decir que no todos los niños se desarrollan a la misma velocidad o incluso, que un mismo niño puede desarrollarse a ritmos diferentes en distintos ámbitos, es decir, niños que andan muy pronto pero tardan en hablar.

De igual modo es evidente que hay ciertos hitos del desarrollo que, si llegados a una edad no se han adquirido, deberían invitarnos a “ocuparnos”.  Y digo bien, citando a mi amiga Miquela, de los trastornos del desarrollo hay que ocuparse, no preocuparse.

Dentro de esto que llamamos Trastornos del Desarrollo nos encontramos con un amplio abanico de desarrollos atípicos, de los cuales, el más conocido y quizás temido son los TEA.  No todos los niños que en inicio presenten síntomas de TEA acabarán teniendo este diagnostico (para muestra nosotros) pero si es cierto que, cumplidos los dos años, si nuestro pequeñajo o pequeñaja presenta varios de los siguientes síntomas, lo conveniente es “hacer algo”.

*  No señala para pedir un objeto.

*  No saluda con la manita para despedirse ni imita acciones motrices similares a “palmas palmitas” o “cinco lobitos”

*  No responde a su nombre.

*  No hace contacto visual o este es escaso.

*  Es hiperactivo o por el contrario muy pasivo.

*  Muestra un apego inusual a los objetos.

*  No tiene lenguaje o presenta alteraciones (repetición de frases, por ejemplo)

*  Muestra conductas motoras repetitivas (aleteo de manos, balanceo…)

*  No siente temor ante peligros reales.

*  Tiene episodios de rabieta sin causa aparente.

*  Presenta resistencia a los cambios.

Los primeros años de estimulación son cruciales para su desarrollo óptimo, de ahí que, personalmente, insista tanto en el diagnostico precoz.  No tanto en cuanto a “etiquetaje” sino en ser capaces de notar en los niños ciertas dificultades que pueden necesitar intervención.  Me joroba mucho recordar la cantidad de veces que me dijeron a mi “ya lo hará”, porque el caso es que existe un pequeño porcentaje de niños en el que, si no se interviene adecuadamente, este “ya lo hará” no llega por si solo.

Más allá de la lista, fiaros de vuestra intuición.  Es algo que mucho me temo que tenemos todas las madres de niños con trastornos del desarrollo, un “buen olfato”.  Si sentís que el desarrollo de vuestro hijo no es el adecuado, si en algún momento os parece que algo “no anda bien”escuchad vuestro instinto.  Al fin y al cabo, nadie les conoce mejor.

En cualquier caso os dejo aqui el enlace al cuestionario m-chat para el diagnostico precoz de síntomas de autismo.  No dudéis en hacerlo si estáis preocupados.  Abrazos azules!!