Pau y el cole

No se puede ser más guapo, jolin!

No se puede ser más guapo, jolin!

Cuando te enteras de que tu hijo tiene una discapacidad, de que tiene un síndrome de estos raros y que siempre será diferente es como si todo aquello que habías construido o imaginado para su futuro se hundiera.  Todo se va a la mierda, vamos.  Es una reacción inicial que supongo que entendemos todos como natural, normal.

Y cuando por fin vuelves a poner los pies en el suelo te das cuenta de que vas a tener que mover ficha y empezar a pensar como quieres organizarte en un ámbito en el que, ni por asomo, habías pensado encontrarte.  Tu hijo es un alumno de Educación Especial.

En nuestra comunidad autónoma la normativa nos ampara.  Los niños de E.E tienen derecho a estar escolarizados en centros ordinarios salvo casos excepcionales (cabría decir que no se define en ningún lado, o por lo menos yo no lo he encontrado, cuales son los casos especiales).  A priori es una gran noticia, claro, pero el hecho es que no siempre es fenomenal.  La falta de recursos, de formación y, a veces de implicación de los docentes hace que nuestros niños, no lo tengan nada fácil

Pau necesita adaptaciones curriculares en todas las áreas.  En la etapa de educación infantil el asunto aún no es muy complicado porque, al fin y al cabo, todos son niños pequeños y muchas veces con tener a una persona cerca para que le ayude a centrar la atención en lo que tiene que hacer, o a moderar su conducta cuando se pone nervioso será suficiente.  El miedo gordo vendrá cuando tengamos que dar el salto a primaria.

Y con el corazón un poco dividido, pensando como madre y también como docente empiezo a plantearme si mi pequeño X-men seguirá teniendo cabida en un centro ordinario si, acabado el primer ciclo de primaria, por ejemplo, no hemos conseguido aprender a leer (el aprendizaje de la lecto-escritura puede ser muy complicado para estos niños, algunos no llegan a aprender nunca)  ¿Que pasará si al llegar al cole de los grandes, Pau no es capaz de trabajar de forma autónoma? (otro planteamiento a parte y que da para un extenso debate es si realmente es necesario que niños de seis años estén cinco horas diarias sentados en un sistema tan academicista)

No se lo que nos deparará el futuro, nadie lo sabe.  No cierro ninguna puerta pero mentiría si dijera que no pasa nada si acabamos en un centro especifico.

No le tengo miedo a la educación especial, pero no quiero que mi hijo acabe en un centro así por un problema de falta de recursos.  Me jodería inmensamente que tuviésemos que cambiar de sistema solo porque a nuestras cabezas pensantes-gobernantes, les parezca que nuestros hijos son “de segunda”.

Entiendo que a veces, plantear una educación inclusiva no deja de ser algo idílico y utópico y al mismo tiempo me avergüenzo de decir que, desde dentro, todos podríamos hacerlo mucho mejor.  Cuantas veces habré oído a compañeros míos “festejar” que un niñ@ de educación especial no se va a matricular en nuestro cole…duele…pica…  Cuantos niños han suspendido porque “no llegan” sin que nadie se plantee si realmente están dando su 100%, que quizá necesiten algo más de ayuda…

No se que pasará en unos años.  Nos iremos adaptando a las circunstancias así como  vayan llegando,como hacemos siempre, no podemos anticiparnos.  Pero una vez más me alegro de estar viviendo esto.  Pau me hace no solo mejor madre, sino también mejor maestra y mejor persona.  Y si acabamos en un centro de Educación Especial estaremos orgullosos, como estamos siempre, del camino que Pauwer está andando.  Él, que no lo tiene nada fácil.  Él que se despierta siempre con una sonrisa, que se agarra a mis piernas para darme los buenos días…Él, que no tiene límites.

Anuncios

7 comentarios en “Pau y el cole

  1. Ufff Marga, te entiendo tanto y tanto! Mi Petit Príncep cambia de cole este año. El año pasado decidieron ponerle una etiqueta de USEE y este año luchamos con todas nuestras garras para quitársela no era justo para él que con solo 3 añitos ya fuera juzgado ni para nosotros como padres obstinados a luchar para que su futuro sea digno. El cole fue de lo menos colaborador que podía ser, no permitieron que nuestros terapeutas hicieran observaciones dentro del cole y tampoco nos pasaba info del Plan Individual de trabajo, difícil trabajar todos a la una de esta manera, verdad?
    Pues nada, El Príncep en setiembre empieza una nueva aventura y nosotros a su lado para darle la mano cuando necesite.
    Pasito a pasito, Pau tiene una suerte increíble de tenerte a su lado.
    Abrazos gigantes amiga!

  2. Vaya donde vaya, estará bien, porque os tiene para apoyarle. Sigo pensando que una educación especial no es una educación de segunda, sino de primera; lo mismo que pienso que una FP no es para fracasados y es una opción tan buena como la universidad o la universidad de la vida. Los prejuicios que tenemos como sociedad, a veces empañan la percepción individual.
    Por cierto, ¿tienes a mano un centro montessori?

  3. Granada, mi Petit Princep irá en setiembre al Montessori de Barcelona, tienes buenas referencias? Nosotros nos enamoramos por el método y desde el primer momento vimos a nuestro Petit ahí. Si lo conoces y tienes info te paso mi email por privado y hablamos 😉
    Gracias!

  4. Hola, respondiendo a la anterior pregunta, aqui al lado en Santa Maria, en septiembre abren el primer Montessori Mallorca, tengo una amiga que tiene plaza, aunque eso si, es privado y no es barato. Pero bueno….por si te sirve de ayuda…saludos mami.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s